Blog

Cómo realizar un asiento contable paso a paso

Las empresas y negocios han de reflejar los movimientos económicos que se realizan en el marco de su actividad económica. La única forma de cumplir con esta obligación contable es a través del asiento contable.

Así pues, conocer cómo hacer asientos contables es fundamental para llevar de forma adecuada la contabilidad financiera de cualquier empresa y llevar el control correspondiente en el debe y haber de la entidad.


Qué es un asiento contable

Un asiento contable es aquella anotación que se practica en el libro de contabilidad, en virtud del cual se reflejan los movimientos económicos de un negocio o empresa. Así pues, el asiento contable se llevará a cabo cada vez que la empresa o negocio contabilice una entrada o salida relacionada con su actividad económica.

Cada movimiento económico tendrá que ser reflejado en dos sitios diferentes pero muy relacionados entre sí: el debe y el haber.

El asiento contable debe tener, como mínimo, la fecha de la operación, el número de asiento, el concepto y dos cuentas contables, ya que se debe reflejar tanto en el debe como en el haber. Además, los asientos contables han de estar cuadrados, es decir, los movimientos registrados en el debe deben sumar lo mismo que los movimientos reflejados en el haber.


Tipos de registros contables

Existen diferentes tipos de asientos o registros contables. Son los siguientes.


Tipos de asientos contables según su forma

Dependiendo de la forma que adquieran los asientos contables, estos podrán ser de diferentes tipos:

  • Asientos simples: en los asientos simples se utiliza una sola cuenta para el debe y otra para el haber, si bien es cierto que ambas son del mismo importe.
  • Asientos compuestos o dobles: en los asientos dobles o compuestos se emplean dos o más cuentas en el debe y en el haber. En este caso, la suma de los cargos deberá coincidir para que el asiento contable esté cuadrado.

Tipos de asientos contables según su función o su fondo  

Dependiendo de la función que cumplan, los asientos contables serán de diferentes tipos. Entre ellos, nos encontramos con:

  • Asientos operativos: en los asientos operativos se recogen por orden cronológico las operaciones que se han llevado a cabo en la empresa durante el ejercicio económico.
  • Asientos de ajuste: los asientos de ajuste se llevan a cabo al final del ejercicio económico, de forma que la contabilidad empresarial sea una imagen real y fiel de dicha empresa.
  • Asientos de regularización: el asiento de regularización es aquel que se utiliza para saldar las cuentas de gastos e ingresos.
  • Asientos de apertura: el asiento de apertura es el primer asiento que se realiza al inicio del ejercicio económico. A través de este se da comienzo a un nuevo ejercicio económico, reflejando la situación económica y financiera de la empresa en cuestión.
  • Asientos de cierre: el asiento de cierre es el último asiento del ejercicio económico, mediante el cual se cancelarán todas las cuentas que aún tengan saldo. De esta forma, se cierra de forma definitiva la contabilidad del año fiscal.


Pasos para hacer un asiento contable

Es fundamental saber cómo hacer asientos contables, por lo tanto, se deberán seguir algunos pasos.


Recoger los justificantes de los gastos

Cualquier operación de compraventa que se lleve a cabo en el marco de la actividad económica de la empresa debe ser facturada de acuerdo con la legislación vigente. Estas operaciones deberán constar en el libro diario, justificando cada asiento contable con el correspondiente comprobante. Para ello, se deberán utilizar justificantes de gasto: facturas de compra y venta, notas de crédito o facturas de las notas de crédito.


Llevar a cabo el registro en el libro correspondiente

Cuando la empresa opta por el registro único, las transacciones podrán ser registradas en el mismo libro de contabilidad, lo que implica que la naturaleza de la transacción es indiferente. Sin embargo, lo habitual es que las empresas utilicen diferentes libros auxiliares, de forma que se deberán separar las transacciones según su naturaleza.

  • Diario de ventas: aparecerán la venta de bienes, productos y servicios.
  • Diario de compras: aparecerán la compra de bienes, materias primas y los gastos generales.
  • Diario de caja: aparecerán las transacciones de la caja registradora.
  • Diario bancario: aparecerán los pagos realizados mediante transferencia bancaria.
  • Diario de operaciones misceláneas: aparecerán las operaciones que no están relacionadas con las ventas, compras o flujo de caja.


Definir la información básica del asiento contable

El asiento contable deberá incluir la siguiente información:

  • Fecha
  • Cantidad de débito y de crédito
  • Nombre de la operación
  • Número de la cuenta en cuestión
  • Número del documento de apoyo


Aplicación de los principios contables

Se deben observar algunos principios a la hora de llevar la contabilidad:

  • Movimientos por orden cronológico.
  • Contabilidad dual con una columna de débito y otra de crédito que deberán estar equilibradas.
  • Utilizar contabilidad inversa para anular un registro y hacer una nueva contabilización si fuera necesario.
  • Referencia a documento de apoyo numerado para cada asiento contable.


Contabilizar facturas de compra y venta

Estas facturas deben registrarse en las cuentas correspondientes y registrar las transacciones bancarias correspondientes una vez se ha pagado la deuda.

 

El registro de los asientos contables es fundamental para cumplir con la obligación de la empresa y llevar una adecuada contabilidad. Apuesta por los servicios que ofrecemos en Sabbatic y lleva el control de gastos de tu empresa de forma eficiente. Solicita una demostración gratuita sin compromiso.