Blog

Cómo llevar la contabilidad financiera de una empresa

La contabilidad financiera es una de las cuestiones más importantes de cualquier empresa. Implica que los empresarios y emprendedores sepan cómo llevar a cabo un adecuado control de gastos y un control financiero en general, si quieren que su negocio prospere.

Desde Sabbatic, te ayudamos a entender los conceptos básicos de esta parte esencial de la gestión empresarial.

 

Contabilidad financiera: elementos básicos

La contabilidad financiera es aquella que tiene como finalidad resumir, analizar e informar de las operaciones financieras que tienen lugar dentro de un negocio o empresa.

Además, esta área se encarga de la elaboración de los estados contables financieros, lo cual forma parte de las obligaciones fiscales y contables del empresario.

Los elementos básicos de la contabilidad financiera son los siguientes:

  • Activo: el activo hace referencia a los recursos con valor económico que son propiedad de una empresa o negocio, y resultan fundamentales para el rendimiento financiero de su actividad.
  • Pasivo: el pasivo hace referencia a las obligaciones económicas o deudas a las que tendrá que hacer frente la empresa para satisfacer el derecho de crédito de sus acreedores. Dentro de los pasivos se encuentran recogidos los préstamos de entidades bancarias o de crédito y los créditos diferidos, como los anticipos de clientes.
  • Patrimonio neto: el patrimonio neto hace referencia al conjunto de bienes y obligaciones que tiene una empresa o negocio. En definitiva, el patrimonio neto es el activo de la empresa menos su pasivo.
  • Ingresos: los ingresos hacen referencia al aumento que experimentan los activos brutos o a las disminuciones que experimentan los pasivos. Esto ocurre como consecuencia de las actividades lucrativas que lleva a cabo la empresa.
  • Gastos: los gastos hacen referencia a las disminuciones que experimentan los activos de la empresa o a los aumentos que experimentan los pasivos de la misma. Esto, como ocurre con los ingresos, ocurre como consecuencia de la actividad que desarrolla el negocio.
  • Utilidad o pérdida neta: la utilidad o pérdida neta es el resultado de restar los gastos a los ingresos. Esto hace referencia al aumento o a la disminución del patrimonio neto durante un periodo de tiempo concreto como consecuencia de la actividad empresarial.

Tipos de cuentas en contabilidad financiera

Existen diferentes tipos de cuentas contables que el empresario o emprendedor debe conocer, de forma que no surjan problemas por meras cuestiones de terminología. Las diferentes cuentas contables que existen son las siguientes:

 

Cuentas patrimoniales

Son aquellas que representan a todos los bienes y obligaciones que formen parte del patrimonio empresarial. Se encuentran reflejadas en los Grupos 1 a 5 de los planes de contabilidad y son fundamentales para poder elaborar el balance de situación de la empresa.

Dentro de las cuentas patrimoniales hay diferentes tipos de cuentas contables:

  • Cuentas de activo: representan los bienes y derechos que son propiedad de la empresa o negocio y que forman parte de su activo.
  • Cuentas de pasivo: son las deudas y obligaciones contraídas por la empresa y a las que esta deberá hacer frente. Por supuesto, estas deudas y obligaciones empresariales forman parte de su pasivo.
  • Cuentas de patrimonio neto: estas cuentas contienen las aportaciones de los socios, los resultados obtenidos por la empresa y las subvenciones y los legados que hubiera recibido la entidad.

Cuentas de gestión

Son aquellas utilizadas para contabilizar los ingresos y los gastos que experimenta la empresa como consecuencia del desarrollo de su actividad económica.

Este tipo de cuentas están recogidas en los Grupos 6 y 7 de los planes de contabilidad y sirven para calcular, a partir de los resultados que arrojan, la cuenta de pérdidas y ganancias.

 

Cuentas deudoras

Son aquellas que reflejan las deudas de la empresa. El debe será superior al haber, y se tiene que apuntar el importe de la deuda.

 

Cuentas acreedoras

Son aquellas en las que se refleja que el haber es superior al debe de la empresa. En este sentido, el saldo de la empresa es acreedor, lo contrario de lo que ocurre con las cuentas deudoras.

 

Cuentas de orden

Este tipo de cuentas registran aquellas operaciones que no influyen en el patrimonio de la empresa y que no aparecerán reflejadas en las cuentas anuales de la entidad.

 

Qué necesitas para llevar la contabilidad financiera de tu empresa

Para llevar de forma adecuada la contabilidad financiera de la empresa, se deben tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Hay que hacer un seguimiento continuo de todas las operaciones.
  • Se han de conservar facturas, tickets y otros justificantes.
  • Se deben realizar las comunicaciones exigidas por Hacienda.
  • Hay que hacer el depósito de las cuentas anuales.
  • Se debe realizar a diario un registro de los asientos contables de forma ordenada.
  • Es necesario comprobar si las facturas emitidas son correctas.

Por otro lado, habrá que tener en cuenta los siguientes conceptos:

  • Debe y haber: en el debe aparecerán todos los gastos y en el haber los ingresos de la entidad.
  • Libros de contabilidad: el libro diario, los libros mayores y los libros de inventarios y balances, así como los libros auxiliares, forman parte de los libros contables que la empresa debe elaborar.
  • Balance de situación: este hace referencia a la situación patrimonial en que se encuentra la empresa.
  • Asientos contables: son los registros en los que se plasman los movimientos y operaciones económicas.
  • Cierre contable: el cierre contable refleja el momento en que se deja de registrar la actividad económica de la entidad.

 

Como ves, la contabilidad financiera es una cuestión de suma importancia para cualquier negocio. Por eso, resulta fundamental saber cómo llevarla a cabo y contar con servicios que automaticen las diferentes áreas de la actividad empresarial.

En Sabbatic ponemos a tu disposición nuestra herramienta de digitalización certificada de tickets y facturas para que puedas llevar una correcta contabilidad financiera de tu empresa. Solicita una demostración sin compromiso.