Blog

El teletrabajo más eficiente, con la digitalización de facturas

 

Cuando la pandemia del Covid-19 y los confinamientos obligaron a empresas de todo el mundo a trabajar desde casa, los empleados y sus respectivos departamentos de gestión de recursos se apresuraron a sacar lo mejor de una mala situación. Sin embargo, 18 meses después, el teletrabajo o el trabajo desde cualquier lugar parece que ha venido para quedarse, con algunas empresas prorrogando el modelo híbrido a partir de septiembre, como Telefónica, Caixabank, BBVA o Naturgy, y otras convirtiéndolo en su nueva normalidad.

Esto ofrece nuevas oportunidades para empresas y empleados por igual, y en cierto modo, les va a dar un empujón para llevar hacia el futuro sus empresas, futuro que ya es presente. Por ejemplo, será difícil para los departamentos de contabilidad y administración lograr mejoras incrementales en los procesos a menos que digitalicen la forma en que su departamento recibe, aprueba y registra las facturas teniendo en cuenta que probablemente, de ahora en adelante, parte de su personal trabaja de forma remota.

 

Un entorno digital para las operaciones y la facturación

Aunque el potencial del trabajo remoto varía según los sectores y ocupaciones, está claro que las soluciones de transformación digital empresarial han sido parte integral de la actividad comercial continua durante el último año. El espectacular y rápido aumento del teletrabajo se debe, en gran parte, a que las tecnologías digitales y las herramientas de trabajo a distancia lo han posibilitado. Muchas empresas también han reflexionado sobre la importancia de contar con un marco integral y las herramientas digitales necesarias para de una vez avanzar en la automatización financiera.

Gestionar los procesos administrativos de forma rápida, transparente y remota es una gran forma de optimizar un negocio y la productividad de un gran equipo, especialmente, cuando parte de éste, o su totalidad, se encuentran teletrabajando. Como proveedor todo en uno para la digitalización administrativa de un extremo a otro, Sabbatic puede ayudar a que eso suceda.

El procesamiento de facturas se refiere al proceso automático del manejo de documentos financieros. Eso significa que todas las facturas entrantes se convierten y analizan en formato digital. El proceso es preciso, lo que permite realizar un seguimiento de los errores fácilmente y corregirlos de inmediato. Las operaciones manuales se minimizan o eliminan por completo, lo que lleva a operaciones más eficientes. También se agiliza la contabilización de forma certificada, como software homologado por la Agencia Tributaria.

 

Transformación digital y modernización de tu empresa

La solución de digitalización de facturas de Sabbatic es la piedra angular en el camino de una empresa hacia un modelo “paperless”, donde el software integrado con el ERP permite crear un entorno multiempresa de recepción de facturas digitales, pero también de facturas en papel. Además, gracias a un sistema cuya sesión permite visibilizar completamente, y en tiempo real, todas las facturas con su respectiva información, la empresa gana la capacidad de reducir fácilmente el promedio del tiempo de tramitación, evitar los retrasos, mejorar la gestión de proveedores (incluyendo la atención a los mismos) y reducir prácticamente al 0 el porcentaje de errores.

A través de esta transformación digital, se consigue un proceso de facturación automatizada que crea un flujo de trabajo más inteligente, eficaz y preciso, lo que explica su adopción generalizada. Del mismo modo, permite generar un entorno de operaciones seguro para todo el equipo de administración y gestión, independientemente de donde se encuentre trabajando, con custodia de datos, cifrado de seguridad e inicio de sesión individual.

Del mismo modo que con el teletrabajo, las empresas deben replantearse la tecnología que utilizan para mejorar sus procesos de cuentas por pagar. Con la posibilidad de que entre un tercio y la mitad de la población de un país trabaje de forma remota, y aquí incluimos a la propia empresa y a sus proveedores, los inevitables cambios que conlleva el comportamiento organizacional y el hecho de que no se trata de una tendencia pasajera, es fundamental para las empresas que encuentren formas de hacerlo de forma más eficaz.

Los desafíos comunes a los que se enfrentan las empresas cuando trabajan de forma remota, como por ejemplo, cómo administrar proyectos (o gastos) de manera efectiva en diferentes lugares, cómo participar en una colaboración activa y cómo estar al tanto de los procesos administrativos, se manejan con facilidad a través de Sabbatic.

Así, las empresas automatizadas pueden considerar una transformación digital extensa en todo su flujo de trabajo para mantenerse al día con las crecientes demandas operativas. La automatización de facturas de proveedores elimina muchas de las dificultades del procesamiento manual mediante la utilización de técnicas informáticas avanzadas. Se trata de un valor cada vez más reconocido, en especial en la empresa del mañana con el teletrabajo como estándar.