Blog

Qué son los principios contables y cómo afectan a una empresa

La normativa mercantil y la fiscal imponen a las empresas y a los autónomos la obligación de llevar la contabilidad de su negocio para facilitar las labores de inspección y control. Además, una buena gestión de las cuentas también tiene utilidad a nivel interno, porque ayuda a conocer la situación real y a tomar decisiones. Precisamente por su carácter obligatorio, la contabilidad está regulada de forma precisa a través de los principios contables.

 
Qué son los principios contables del PGC

Se denomina así al conjunto de reglas que se aplican cuando hay que realizar la contabilidad financiera. Vienen estipulados en la primera parte del Plan General Contable (PGC), pero también la legislación mercantil se refiere a ellos. Son de obligado cumplimiento, ya que solo siguiendo estos principios es posible obtener una imagen fiel sobre el patrimonio, la situación financiera y los resultados de un negocio.

El PGC establece que la aplicación de los principios contables debe llevar a la elaboración de unas cuentas anuales claras. De hecho, si estos no son suficientes para que el balance contable refleje una imagen fiel de la situación económica de la empresa, se deberá acompañar a las cuentas anuales una memoria explicativa con los principios que se han aplicado.

 

Para qué sirven los principios contables

El objetivo final es obtener información financiera que sea comparable entre sí, para poder analizar el estado del negocio. Si no existiera este método estandarizado, resultaría imposible comparar los resultados de diferentes empresas, de ahí la importancia de los principios contables.

A través de ellos se determinan los ingresos, gastos, activos y pasivos, y se organiza la información de manera que sea fácilmente entendible. Con ello, se consigue mejorar la transparencia de la empresa y se pueden detectar señales que alertan de que algo no va bien, lo que facilita la toma de decisiones estratégicas al realizar el balance contable.

 

Tipos de principios contables

Son un total de seis. Si surge un conflicto en la aplicación de los principios contables, prevalece el que pueda contribuir en mayor medida a que las cuentas anuales reflejen una imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y los resultados de la empresa. Aunque el principio de prudencia siempre tiene carácter preferencial sobre el resto.

 

Devengo

Implica que los ingresos y los gastos deben registrarse en la contabilidad en el momento en el que se producen, no cuando se obtiene su cobro o se hace el pago.

 

Uniformidad

Una vez que se han elegido los criterios para aplicar los principios contables, estos deben mantenerse en el tiempo salvo que haya circunstancias que justifiquen el cambio. Cuando esto ocurra, los motivos del cambio deben quedar reflejados en la memoria.

 

Prudencia

Señala que tanto los gastos como los pasivos deben reflejarse lo antes posible, pero solo cuando exista la seguridad de que van a ocurrir. Esto fomenta un registro de las pérdidas más temprano que tarde, pero un uso incorrecto de este principio puede hacer que los resultados parezcan peores de lo que realmente son.

 

No compensación

Significa que las cuentas del activo no se pueden compensar con las del pasivo, y tampoco es posible compensar ingresos con gastos. De manera que cada partida debe valorarse por separado.

 

Importancia relativa

Implica que, en ciertos casos, se admite la no aplicación de los principios en las provisiones en contabilidad si su importancia es poco significativa y el resultado de las cuentas será igualmente claro y fiel a la realidad sin ellos.

 

Empresa en funcionamiento

Con base en este principio, se entiende que la aplicación de los principios contables no busca finalidades como determinar el valor del patrimonio neto de la empresa para su transmisión, porque se sobreentiende que la actividad va a continuar.

 

¿Existen multas por incumplir los principios contables?

Los principios contables son normas contables de obligado cumplimiento. Según la Ley General Tributaria, incumplir este tipo de obligaciones constituye una infracción que se sanciona con una multa fija de 150 euros. No obstante, en función de la infracción concreta cometida, el importe de la sanción puede ser más elevado.

Por ejemplo, si se detecta inexactitud u omisión de operaciones en las cuentas, se impone una multa equivalente al 1% de los cargos, abonos o anotaciones omitidas o falseadas. En estos casos el importe será como mínimo de 150 euros y como máximo de 6000 euros.

Si la infracción consiste en no llevar o conservar la contabilidad, la multa será equivalente al 1% de la cifra de negocios del infractor en el ejercicio en el que se cometió el hecho, partiendo de un mínimo de 600 euros. Si lo que ocurre es que hay un retraso en la llevanza de la contabilidad que excede de los cuatro meses, entonces procede aplicar una multa fija de 300 euros.

 

Conocer y aplicar los principios contables es esencial para cumplir correctamente con las obligaciones fiscales en materia de contabilidad y evitar sanciones por parte de la Agencia Tributaria, como también lo es llevar un correcto registro de todos los gastos de la empresa. Con Sabbatic, podrás llevar el control de tickets y facturas de empresa, en tiempo real, y de la manera más rápida y eficiente, evitando cualquier tipo de error por la inserción manual de la información.

Prueba gratis nuestra solución o solicita una demostración sin compromiso y comprueba todo lo que puedes ahorrar en tu empresa.