Blog

Gastos y regalos de Navidad deducibles para las empresas

La época navideña es un momento de alegría y generosidad para muchas empresas, y es cada vez más habitual hacer regalos de navidad por parte de la empresa a empleados, clientes y proveedores para demostrar agradecimiento y fomentar la relación comercial o laboral. Pero, ¿qué gastos de Navidad son deducibles en las declaraciones trimestrales como empresa?

Aunque lamentablemente no podemos incluir en la contabilidad de la empresa todos los gastos que nos gustaría, sí que existen dentro de los gastos y regalos de navidad de empresa algunos gastos habituales que pueden considerarse gastos deducibles y que pueden suponer un ahorro en la declaración trimestral.

Regalos de Navidad deducibles para empresas

Antes de entrar en detalles, es importante tener en cuenta que, en España, solo se consideran gastos deducibles aquellos que sean necesarios para la actividad de la empresa y que estén debidamente justificados con facturas o tickets. Esto significa que, aunque quieras hacer un regalo de Navidad en la empresa para todos los empleados, puede no ser deducible.

Ahora bien, todo depende de cómo se plantee ese gasto y cómo se justifique.

A continuación, te detallamos los gastos deducibles más habituales en esta época del año y que se pueden llegar a justificar sin problemas llevando una correcta facturación de los mismos. La clave para poder añadir en contabilidad un gasto o regalo de navidad de empresa como gasto como deducible es que tiene que estar relacionado directamente con la actividad profesional de la misma de una manera o de otra.

 

¿Se pueden deducir los regalos de navidad de empresa a clientes y proveedores?

Sí, es posible deducir los regalos de navidad de empresa que se realicen a clientes y proveedores durante la época navideña, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos.

En primer lugar, deben tener un valor razonable y no exceder los 50 euros por persona. Además, deben estar relacionados con la actividad de la empresa y no ser meramente simbólicos.

Por ejemplo, si la empresa pertenece al sector de la moda, podría hacer un regalo a sus clientes consistente en una prenda de su marca o un accesorio. Sin embargo, no podría deducir el coste de un ramo de flores o una caja de bombones, ya que no tienen una relación directa con tu negocio.

 

¿Se puede deducir la lotería de navidad?

No se podrá deducir el coste de un boleto de lotería, ya que no tiene una relación directa con el negocio y es un juego de azar.

 

Otros gastos a tener en cuenta

 

Gastos de decoración navideña

Otro gasto que se puede incluir en las declaraciones trimestrales es la decoración navideña del local u oficina. Esto incluye el coste del árbol, luces, guirnaldas y demás elementos que se utilicen para crear un ambiente navideño. Sin embargo, es importante tener en cuenta que solo se puede deducir el coste de la decoración necesaria para el desarrollo de la actividad de la empresa.

Por ejemplo, si la empresa ofrece servicios a particulares, podría deducir la decoración navideña de la recepción o sala de espera, ya que es un espacio que se utiliza para recibir a los clientes. Sin embargo, no podría deducir el gasto de la decoración navideña de la sala de descanso o cocina, puesto que no están directamente relacionadas con su actividad.

 

Cena de empresa navideña

Sí, es posible deducir el coste de una cena de empresa navideña como un gasto necesario para la actividad de la empresa. Sin embargo, solo se podrá deducir este coste si cumple con ciertos requisitos.

Debe tener un carácter puramente profesional y no ser una reunión meramente social. Por ejemplo, si la cena se celebra en un local público y asisten tanto empleados como clientes o proveedores, podría considerarse una cena de empresa y, por lo tanto, ser deducible. Sin embargo, si la cena se celebra en una casa particular y solo asisten empleados, no podría considerarse una cena de empresa y, en consecuencia, no sería deducible.

Además, para poder deducir el coste de la cena, es imprescindible llevar un control adecuado de los gastos y emitir una factura por el servicio contratado. También habrá que tener en cuenta que el coste de la cena sea razonable y no excesivo.

Por ejemplo, en el caso de un menú especial en un restaurante de lujo, es posible que el coste no sea considerado razonable y, por lo tanto, no sea deducible.

 

Transporte hasta el lugar donde se realiza el evento navideño para clientes y proveedores

Los gastos viáticos son aquellos que una empresa realiza para cubrir los costes de desplazamiento de sus empleados a un lugar de trabajo distinto al habitual. Algunos ejemplos de gastos viáticos son el transporte, la alimentación y el alojamiento.

En general, estos gastos pueden ser deducibles siempre que sean necesarios para el desarrollo de la actividad de la empresa y estén debidamente justificados con facturas o tickets.

En el caso de las fiestas navideñas, es posible que una empresa tenga que realizar desplazamientos de sus empleados para asistir a eventos o reuniones relacionadas con su actividad. Si estos desplazamientos son necesarios para el desarrollo de la actividad de la empresa, estos gastos generados serían deducibles en tus declaraciones trimestrales.

Es decir, al igual que una cena de navidad con proveedores es un gasto justificado, el desplazamiento hasta el restaurante también podría serlo si está debidamente justificado. Aunque es importante tener en cuenta que si se va a celebrar en una casa particular o no va a haber proveedores externos a la empresa, el coste de la comida o cena no sería deducible y por extensión los gastos de transporte tampoco y en ese caso, no sería justificable.

 

Regalos a empleados

En el caso de los regalos de Navidad para empleados, debe ser algo que tenga una relación directa con el negocio y que tenga un valor razonable (hasta 50 euros por persona).

Por ejemplo, en el caso de una empresa del sector de la moda, el regalo podría consistir en una prenda o accesorio de la propia marca o si es del sector alimentación, en un lote de productos.

 

Como podemos ver, existen muchos gastos que pueden incluirse para lograr una deducción en la declaración trimestral del último trimestre del año. Mientras sea un gasto razonable y se pueda justificarse correctamente, no deberíamos tener problemas por aplicar estas deducciones. Ahora bien, es importante poder justificarlos de manera correcta ante el fisco, por lo que te recomendamos consultarlo antes con tu asesor o gestor fiscal.

En estos casos, es muy recomendable contar con una herramienta que permita llevar un exhaustivo control de gastos para no perder ningún dato importante que justificar. Con Sabbatic ya no tendrás que preocuparte por la pérdida de tickets y facturas ya que nuestro software cuenta con la homologación para la Digitalización Certificada obtenida de la AEAT y de las Haciendas Forales. Solicita una demostración gratuita y comprueba todas las ventajas.