Blog

¿Sabes qué es el periodo medio de pago a proveedores y cómo puedes calcularlo?

El periodo medio de pago a proveedores (PMP) es uno de los datos que debes tener en cuenta cuando presentas las cuentas anuales de tu empresa en el Registro Mercantil. De no hacerlo, recibirás la pertinente notificación para subsanar dicho defecto de forma.

A continuación, te resolvemos todas las dudas acerca de este concepto: desde qué significa, para qué sirve y cuáles son sus plazos.

 

En qué consiste el periodo medio de pago a proveedores

El periodo medio de pago a proveedores es un cálculo que indica cuánto tiempo tarda de media una empresa o autónomo en abonar las facturas de sus proveedores. Se trata del lapso temporal que media entre la recepción del bien o servicio y su liquidación efectiva.

Este concepto se introdujo por primera vez en la Ley 15/2010 (que modificó la Ley 3/2004). También le son de aplicación la LO 2/2012, de 27 de abril, y el RD 1040/2017, de 22 de diciembre (que modifica el RD 635/2014, de 25 de julio).

 

PMP y PMC: dos indicadores complementarios

Difícilmente podríamos entender la relevancia del PMP si no lo pusiéramos en relación con el concepto de cobro a clientes (PMC). Este indicador revela el tiempo medio que tarda la empresa en cobrar sus productos o servicios a sus clientes.

  • PMP < PMC (se paga a los proveedores antes de cobrar a los clientes). Representa un problema de tesorería que puede dar lugar a la necesidad de obtener financiación externa.
  • PMP > PMC (se cobra a los clientes antes de pagar a los proveedores). Esto se traduce en una situación financiera más saneada, pues no es necesario recurrir a financiación externa.

 

Cómo se calcula el periodo medio de pago a proveedores (PMP)

El periodo medio de pago a proveedores se calcula mediante la siguiente fórmula:
 

PMP = (Saldo medio de proveedores / compras netas) x 365

 
El saldo medio de proveedores refleja el importe medio entre las compras pendientes de pago al comenzar el año y las compras pendientes de pago al finalizarlo. Mientras que las compras netas representan el importe total de las compras una vez descontados descuentos y devoluciones.

 

Cuál es objetivo y para qué sirve

  • Ofrece información muy valiosa de cara a gestionar eficazmente la tesorería y el flujo de caja.
  • Permite al empresario medir de manera objetiva cuál es la solvencia económica de su negocio. A menor PMP, más solvente será la empresa y viceversa.
  • Es útil para combatir la morosidad en el pago a proveedores. A tal fin, debe complementarse el PMP con el PMC.
  • Su inclusión en la memoria de las cuentas anuales constituye un requisito legal obligatorio para todos los autónomos y empresas que operen en España (DA3ª Ley 15/2010). En este punto, implementar la facturación digital resulta de gran ayuda a la hora de facilitar el cumplimiento de esta exigencia normativa.

Cuáles son los plazos a tener en cuenta

Es importante tener en cuenta los siguientes plazos:

  • La Ley 15/2010 fija un plazo máximo legal de 60 días para liquidar la cuenta de los proveedores. Como es lógico, dicho plazo comenzará a correr desde el día en el que se recibieron las mercancías o se prestaron los servicios.
  • En el caso de que las facturas de proveedores se refieran a productos de alimentación frescos y perecederos, el plazo máximo para abonar la deuda se reduce a 30 días.
  • Si el proveedor es de una Administración pública, el plazo máximo para liquidar la deuda será de 30 días. Este periodo empezará a computarse desde que se expidan los documentos acreditativos del cumplimiento contractual.

Sea como fuere, las partes contratantes no podrán establecer contractualmente un plazo de pago que supere el máximo previsto por la ley. Por lo tanto, es ilegal emitir facturas con fechas de vencimiento que excedan de 60 días.

 

¿Realmente son efectivos estos plazos?

La observancia Ley 15/2010 queda en entredicho al no establecer un régimen sancionador propio (cosa que sí se da en el sector del transporte). Lo único que hace es conceder a los proveedores el derecho a establecer intereses de demora (práctica que podría llegar a mermar la relación de estos con sus clientes).

Según los últimos informes, el periodo medio de pago a proveedores fue de 72 días en el sector privado y de 61 días en el público. Para corregir esta tendencia, el Gobierno desarrolló en 2022 la Ley Crea y Crece; con ella se pretenden reforzar los plazos máximos de pago fijados en la Ley de Morosidad a través de tres medidas.

  • Imposibilidad de acceder a subvenciones públicas y de convertirse en entidades colaboradoras de su gestión para las empresas incumplidoras.
  • Obligatoriedad de emitir facturas digitales.
  • Creación del Observatorio Estatal de la Morosidad Privada. Dicho órgano se encargará de promover buenas prácticas en el sector privado y de analizar estadísticamente el periodo medio de pago a proveedores en nuestro país.

La digitalización de facturas constituye uno de tus mejores aliados para reducir el periodo medio de pago a proveedores. A fin de cuentas, este adelanto tecnológico logra que la gestión financiera resulte más ágil y eficiente.

Descubre todos los beneficios que puede ofrecerte la automatización del proceso de gestión de las facturas a través de una prueba gratuita o solicita una demostración sin compromiso.