Blog

Cómo aumentar la productividad de tu empresa o PYME con la digitalización

Cuando las PYMES adoptan todo lo que la tecnología digital puede ofrecer, entran en un terreno de juego donde pueden crecer más de lo que parecía posible.

Incluso pequeños pasos incrementales pueden marcar la mayor de las diferencias si hablamos de digitalización: El trabajo colaborativo en la nube en tiempo real, la digitalización de procesos operativos y de contabilidad, la transformación de los canales de gestión de los empleados, así como la automatización inteligente de procesos, pueden mejorar radicalmente la productividad de una PYME, optimizando la jornada laboral de los trabajadores y mejorando el potencial de generación de ingresos.

Siendo ése el caso, sorprende que muchas PYMES sigan sin adoptar estas nuevas tecnologías. Estos son 3 claves imprescindibles que te ayudarán a aumentar la productividad y por lo tanto a reducir costes en tu empresa.

Las ventajas de una gestión en la nube: velocidad, eficiencia y seguridad

Las PYMES, que representan el 99% de las empresas españolas, con una media de 4,5 empleados, son uno de los principales motores económicos y de creación de empleo, motivos por los que su éxito y su crecimiento son vitales para el país. Un componente clave para su supervivencia y para el aumento de ventas en sus productos y servicios es la transformación digital, es clave la adopción de la digitalización y la reducción de la brecha digital, no solo para mejorar la productividad laboral sino para que sea competitiva en el mercado actual y futuro.

Como primer paso, las PYMES deben interiorizar la digitalización, no solo desde recursos humanos y comunicación interna sino en todos los procesos productivos y administrativos para formular una estrategia enfocada a mejorar la productividad y a la eficiencia. Siempre existe un espacio para la mejora gracias a la tecnología y al software y, con la digitalización, una empresa puede llevar a cabo la transición de los flujos de trabajo del papel a un entorno digital como un espacio conectado a la nube para administrar mejor la información de ámbitos tan críticos como la contabilidad.

La gestión en la nube implica un ahorro de tiempo y recursos significativo cuando hablamos de las facturas de la empresa. El cloud hace que los datos y el software sean accesibles online en cualquier momento, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Son igualmente importantes factores como que la información contenida en la nube esté encriptada, el acceso multiusuario al aplicativo, las copias de seguridad o las herramientas de reporte.

La productividad en la empresa es reducción de costes y trabajo inteligente

Un incremento de productividad empresarial generado por la digitalización de procesos puede tener un efecto compuesto en los beneficios de la empresa a corto y medio plazo, incluyendo un aumento de la competitividad, en especial para el departamento financiero y de contabilidad tan relevante en todas las empresas.

La eliminación de los procesos contables basados en papel mediante el uso de tecnología de gestión de documentos permite acceder a nuevo nivel de conocimiento a toda la empresa. Al implementar un software de gestión de documentos contables, para digitalizar los gastos de los empleados o automatizar las facturas de los proveedores, entre otras funciones, las empresas tienen la oportunidad de insuflar nueva vida al departamento de contabilidad a través de procesos rediseñados, personal con nuevas funciones o dedicaciones y mayores oportunidades para nuevos roles, así como contribuciones de calidad al resto del negocio.

Reto y oportunidad: el avance incremental hacia la digitalización

La gran ventaja de la transformación digital es que no es una propuesta de todo o nada. Desde la actualización de procesos al uso de las capacidades de la nube, se trata de identificar aplicaciones y plataformas que permitan estandarizar formatos o procesos que desenvuelvan flujos de trabajo fluidos, comunicativos, digitales y en tiempo real que nos ayuden a la toma de decisiones.

El mayor desafío para la digitalización de PYMES no es solo cuidar el capital humano, sino dar ese primer paso, en especial si se dispone de recursos limitados o supone un reto desviar el foco de la operativa diaria a un proceso cuyo impacto se intuye menos tangible. Nada más lejos de la realidad, pues una vez se realiza la transición digital en un ámbito como la contabilidad, las complementariedades entre tecnologías pueden ampliarse al resto de ámbitos y acelerar nuevos modelos de negocio.

Aprovechar al máximo sistemas, tecnología, y el soporte de aplicaciones como Sabbatic, puede ser un catalizador para impulsar esa adopción cada vez menos opcional y más necesaria para mantener una proyección productiva, competitiva y sostenible económicamente, así como para mejorar el ambiente laboral de la empresa.